La lucha contra el calzado asesino

Hace unos días me compré unas botas en Springfield muy bonitas, el problema que tienen es que la del pie derecho me hace daño en cierta zona del pie y no puedo más con ella. Por ello he probado varios trucos para poder lucirlas sin que me cueste el pie derecho ni parecer cojo. Y como alguno de ellos, aunque sigo sin saber muy bien cual de todos, me ha funcionado yo, os cuento todos.

El primero de todos es especial para las botas y zapatos de piel o de algunos similares sintéticos, como mis botas. Lo que tienes que hacer para darles flexibilidad es llevarlas por casa con un calcetín mojado para que la humedad los dé de sí. También puedes untar su interior con crema hidratante o algo por el estilo y ponértelos, la crema hidratará y le dará flexibilidad al zapato sin dañarlo. También podéis darle con una pastilla de jabón en las costuras que hará que no esté tan rígido.

Otro consejo importante, cosa que yo no hice, es ir a comprar el calzado a última hora de la tarde. Puede parecer una tontería pero después de llevar todo el día utilizando los pies estos, estarán un poco hinchados que por ejemplo nada más salir de casa por la mañana, así si un zapato es demasiado ajustado simplemente no te entrará.

Lo que nunca es se debe hacer bajo ningún concepto es sacarlos de la caja, ponértelos y salir a la calle, a menos, que lleves otro par para cambiarte. Antes de lucirlos ante el mundo llévalos por casa, para que se den de sí. De este modo te los puedes quitar si te hacen daño y no tienes que aguantar el dolor durante todo el día. Incluso si llevas calcetines gruesos por casa con los zapatos, se darán un poco más rápido.

Otra cosa que puedes hacer si los zapatos no son muy delicados es congelarlos. No, no me he vuelto loco. Si llenas los zapatos con algo mojado y los metes en el congelador durante unas horas tienen que ensanchar porque el agua aumenta su volumen. Cuando creas que ya están listos los sacas del congelador, pero no los expongas directamente al Sol a una fuente de calor directa. Deja que se descongelen poco a poco y cuando lo del interior ya este completamente seco los podrás estrenar.

Este es para las chicas y sus zapatos de tacón que tanto dolor pueden causar. La plantillas de silicona pueden evitar algún dolor, pero se mueven, hacen sudar el pie, etc. Se que va a parecer muy raro pero lo mejor es ponerse un salvaslip donde os pondrías la plantilla. El salvaslip es más cómodo, está más mullido, no hace sudar el pie y no se mueve.

También no debéis obsesionaros con la talla de los zapatos de un fabricante a otro el número puede cambiar muchísimo. Yo de hecho puedo llevar desde un 40 a un 46, aunque lo normal es que utilice un 42. De todas formas siempre es mejor llevar el calzado un poco más grande que no muy apretado.

Aunque el olor de pies no produzca un dolor físico inmediato si puede provocar muchas molestias, yo he llegado a oler algunos que tumbarían a un ejercito entero. Para que el mal olor quede en los zapatos lo mejor es meterles papel de periódico por la noche y si los puedes dejar ahí durante más de un día mejor. El papel absorberá el sudor y así evitará que el mal olor quede en ellos y que cada vez que te los pongas vaya aumentando en un círculo vicioso. Otro truco que me han dicho para combatir el mal olor es echar a los zapatos bicarbonato sódico por la noche y por la mañana quitarlo, así durante la noche el bicarbonato absorberá el olor.

Ahora tras saber todo esto, no creo que Cenicienta perdiera el zapato, es que le debía de hacer un daño terrible. Os imagináis un zapato de cristal, rígido, que no se adapta a tu pie y que no se da de sí. Una tortura en toda regla. ¿Todavía sigues pensando que para estar guapo hay que sufrir?
La lucha contra el calzado asesino La lucha contra el calzado asesino Reviewed by Daniel Delgado on 8:00:00 Rating: 5

3 comentarios

  1. Que pena y que rabia da que tu guste un zapato y luego te duelan.
    Bs.
    www.guapayconestilo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. No sabía lo del salvaslip, qué gracia!
    Pero ¿en serio no te funcionan las plantillas de silicona? ¡A mí me han sacado de muchos apuros!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Las plantillas de silicona pueden estar bien pero siempre acaban moviéndose, en cambio el salvaslip se queda en su sitio

    ResponderEliminar