El nuevo LSD

El LSD está de moda esta nueva temporada, pero no, no hablo de la droga, si no del sustituto del LBD o el LWD, es decir, little black dress y little white dress. Hablamos de lo que ahora se conoce como little spring dress, ese tipo de vestido corto, generalmente floral, que nos ponemos en primavera cuando empieza a hacer buen tiempo.

Hoy os traigo algunos ejemplos para que podáis pillar ideas para la estación floral.



Con print étnico y cinturón fino, de Springfield. 

Los LSD se caracterizan por ser vaporosos, la mayoría de ellos ceñidos en la cintura, pero también los hay totalmente sueltos. Así son más fresquitos de cara al calor de la primavera, y más cómodos, perfectos para pasar el día en la calle aprovechando las horas de sol con paseos y actividades.




Con print floral en la falda y monocolor en el pecho, de ModCloth.

Suelen ser de vivos colores, recurriendo generalmente a los estampados florales, que se ponen muy de moda en esta época, ya que es cuando los campos se llenan de color y flores. Es una estación en la que vuelve el color, después de un largo invierno de capas oscuras y un otoño de tonos color tierra. Rompemos con toda la tristeza de los tonos grises para atraer la alegría y el buen rollo a nuestras vidas.



Con motivos barrocos y goma en la cintura, de ModCloth.

Los LSD están pensados para ser versátiles, de modo que sirvan tanto para el día como para una fiesta improvisada, y para un día urbano o un evento más sofisticado, ya que estamos en la época de graduaciones y otros eventos. Todo depende de con qué se combine, por supuesto.



Totalmente floral y con botones en el pecho, de Sheinside.

Otra de sus características es que no son tan finos como los vestidos de verano, ya que la primavera no tiene tan altas temperaturas y no nos podemos permitir ir tan frescos, sobre todo por las noches. Por ello normalmente se combinan con chaquetas, blazers o cazadoras, ademas de con pañuelos al cuello, sombreros, medias semitransparentes o transarentes, y calzado que no es de tipo sandalia (slippers, manoletinas, botines, oxfords...).



De chifón, con falda plisada y estampado floral, de Boohoo.

Por último, cabe decir que, pese a que la mayoría son con tirantes o manga corta, también los hay de manga larga y tres cuartos, debido al clima cambiante de la primavera. Es lo que tiene el entretiempo, que nunca se sabe si vamos a pasar frío o calor., sobre todo dependiendo de la hora a la que salgamos.


Si no estáis enamoradas ya de los little spring dress pronto lo estaréis, porque no nos queda nada para verlos cada día por la calle, cada vez con más frecuencia. Son una opción fantástica para esta temporada por varias razones, y, además, son preciosos. ¿Os sumáis al LSD?

El nuevo LSD El nuevo LSD Reviewed by Paula Castro on 9:00:00 Rating: 5

No hay comentarios