El lado fashionista de los concursantes de OT: La Final.

Buenos días,

Las lágrimas todavía resbalan por mis lacrimales, y es que parece increíble el hecho de poder decir que OT, ese programa que ha cambiado la televisión pública, que se ha adueñado de nuestra noche de los lunes, y que empezó hace tres meses, ha terminado. Ya está. Se ha terminado. Es el último martes que necesitamos un café triple y una buena siesta. Twitter ya se encuentra repleto de memes que adornan titulares como ¿y qué hago yo ahora con mi vida? Y es que los concursantes tienen vida más allá de las puertas de la academia, ¿pero y nosotros sin el 24h?

Ayer, la noche de La 1, brilló con luz propia. Por tratarse de la final, nos ofreció una gala ínclita, llena de maravillas y puestas de escena alucinantes. Sencillas, pero mágicas.

Amaia cantó Miedo de M-Clan; Aitana Chandelier de Sia; Alfred Don´t stop the music de Rihanna; Miriam Invisible de Malú; y Ana Guerra Volver de Carlos Gardel.

¿Y si hablamos de vestuario? Rosa Planas y resto del equipo, gracias por permitirme hacer esta sección. El lado fashionista de los concursantes de OT, comienza ya.


De nuevo, elementos en escena destacaron por encima de otros: colores puros, una tienda particular de monos, al parecer, y cortes elegantes.

Para mí, la mejor vestida fue Amaia.

Miriam... ¿Por qué ese abismo entre ella sus compañeros? No lo entendí. ¿Vosotros lo entendisteis? Comprendo que hagáis looks de televisión, pero... No me pareció justo. Mientras sus compañeros lucían outfits de gala, cóctel,o fiesta..., La gallega vistió con un jean negro, un body con encaje y una chaqueta de cuero. ¿Lo mejor? Los salones de charol y la melena de leona. Es su sello, pero muy Miriam de diario, muy poco apropiado para un look de televisión para la gala final de OT. Además, llevaba los mismos colores que Alfred. No sé si estaréis de acuerdo o no, pero vamos, menudo atentado.


Aitana vistió de Aitana, pero el mono monocolor negro le quedaba como un guante. Era sencillo, con escote de "V", espalda desnuda y pata de elefante. Eso sí, ¿por qué nunca le ponen pendientes? ¿Soy la única que se ha dado cuenta de ese pequeño detalle?


Alfred terminó el concurso como empezó, con su sello, sus trajes. Este hombre ha demostrado que es un artista de los pies a la cabeza. Lució un traje sencillo color azul eléctrico, con una camisa de raso negra; y su hijo más preciado, su trombón entre las manos. Su actuación fue una sorpresa, Vicky estuvo espectacular, maravillosa, una diosa. Eso sí, no entiendo cómo quedó en cuarto lugar y no se encontró entre los tres primeros. La triple A debió ser hasta el final.


Nuestra War favorita se despidió por todo lo alto con un tango y un vestido que pedía a gritos ser bailado. Con corte asimétrico y una raja en la pierna, el negro carbón resbaló por los brazos del bailarín. Viva Ana. Viva la performance.


Amaia, mi favorita, en la que siempre confié, fue la bendecida por el talento de los estilistas. De todos los colores con los que la he podido disfrutar, saco la conclusión de que el rojo es el color que mejor le sienta. Su melena brillaba al igual que su mirada y su voz. Fue grandioso. Un mono monocolor rojo pasión de pata de elefante, con la espalda al desnudo y un escote de vértigo, envolvió a la pamplonesa, la cual dejó sus emociones más inauditas al piano. Me emocionó. No sabéis cómo me gustaba la canción. No sabéis cuántas veces he escuchado ya esta nueva versión. Me alegro de la justicia tuitera, televisiva, de sentido común; me alegro de que Amaia Romero haya ganado Operación Triunfo.


Ahora quiero despedirme: de vosotros, de la oportunidad que me ha blindado No Solo Moda, y de Operación Triunfo. Gracias por vuestra amabilidad, comentarios, fidelidad y tiempo. Me habéis hecho pasar unos tres meses maravillosos.
Espero veros pronto. Hasta entonces, sed felices.

Lauren Izquierdo.
El lado fashionista de los concursantes de OT: La Final. El lado fashionista de los concursantes de OT: La Final. Reviewed by Laura Sánchez Izquierdo on 6:00:00 Rating: 5

No hay comentarios