El lado fashionista de los concursantes de OT: Gala 7.

¡Buenos días!

Arriba esa energía, ¡hoy es martes! El café ya debería estar encima de la mesa. No hay nada mejor que una taza bien cargada para comenzar el día. Anoche tuvo lugar, una vez más, la séptima gala del fenómeno nacional que está suponiendo Operación Triunfo. Cada vez es más difícil expulsar a un alumno de la academia. No hay duda de que todos rebosan un talento inaudito. ¿Pero cuál es la verdadera razón por la cual Operación Triunfo está teniendo tanta repercusión? ¿Por qué tienen tantos fans? La respuesta puede encontrarse en el talento musical, en el espectáculo y en normalización de situaciones por las que atraviesa la sociedad en la actualidad: el colectivo LGTB, charlas feministas, debates sobre igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, estética, autenticidad...
Debemos recordar que muchos de los aspirantes de OT tienen, nada más y nada menos, que dieciocho años... Toda una vida se les presenta a la vuelta de la esquina. Son jóvenes, son auténticos y nos representan. Esta semana la energía fue diferente. Supuso para ellos una motivación salir a la calle, asistir a su primera firma de discos y saber y comprobar el amor de las personas que los siguen, no son pocas. Los discos se agotaron en Barcelona, Madrid y Valencia. Y luego dicen que OT no es una revolución.

Los estilismos de la semana pasada me dejaron un poco planchada. Esta semana tenía las expectativas estéticas muy bajas, pese a que no había duda de que, después del segundo pase de micros, la séptima gala sería una odisea de talento. Solo pedí internamente a los estilistas de OT que tuvieran presente tres cosas, con tres cosas me conformaba: adiós a los rizos de Tina Turner de Amaia Romero; adiós a los vestidos de princesa de Nerea, esta chica necesita saber qué es llevar los pantalones en un escenario; y adiós al look de Nochevieja de Mireya. ¡Y ME HAN HECHO CASO! ¡Y NO ME LO PUEDO CREER! Claro, que poniéndonos exquisitos, han pegado cada patinazo…


Antes de ponerme a escribir y tras ver los pases de micro, los mejores momentos, y un rato el 24 horas, para qué engañarnos, idealicé cómo los hubiera vestido yo, como cada semana. Honestamente diré, que en esta ocasión, los looks que generalmente me gustaron fueron los de Amaia, Alfred, Cepeda, Roi y Ana.

Independientemente de lo bien que cantan, que eso no lo podemos discutir, las canciones de esta semana moldearon este oportuno vestuario. Por un lado, tenemos a Amaia Romero. Esta semana no salió favorita, el argumento debía cambiar un poco, pero cruzó la pasarela sin problema con el tema de The Beatles, 'Across the Universe.' Un look bohemio era lo que esta chica necesitaba. Sin embargo, la vistieron de Nochevieja. Lucía un maravilloso mono de terciopelo en color burdeo y una cola trenzada. Que me digan de dónde es el mono que me lo compro. Muy bonito, ella muy guapa, pero no para esta canción, no para esta Amaia.
Si Roi cantaba el OK de la noche, Amaia presidía el KO. Y me duele. no os podéis imaginar lo que me duele porque la adoro. Abiertamente lo digo, es mi favorita. Eso sí, una cosa debo de decir: GRACIAS POR QUITARLE ESOS RIZOS.


Alfred cantó en solitario 'Rock with you' en la voz de nuestro adorado rey del rock, Michael Jackson. Si no le hubieran puesto traje me hubiera presentado mañana en la academia. Pensándolo mejor, no deberían habérselo puesto. Además, el metalizado plata viejo acompañó ese estilo tan del rey del rock, el compañero perfecto de Nochevieja perfecto para Amaia, pero para la puesta en escena era necesario. Así que, chapó. Para mí, el mejor vestido de la noche, y una de las mejores actuaciones; diga lo que diga el jurado.


Uno de los duetos de la noche lo protagonizaron Miriam y Nerea, quien pusieron voz a uno de los temas más escuchados de la cantante Amaral, 'Cómo hablar'. Como ya he dicho, una de las cosas que pedía esta semana era el abandono del encasillamiento de Nerea con los vestidos. Chapó para los pitillos negros. Nerea es una mujer con mucho carácter y odio que la aniñen y endulcen tanto. Que le guste Disney no la debería condicionar. Claro que… ¿alguien puede explicarme esas sandalias negras que no pegaban ni con cola?
Por otro lado, los looks de Miriam me aburren. Me hubiera encantado haberla visto con un vestido banco largo y una chupa de cuero negra. Eso sí, menudo pelazo.


Los fans de Aitana consiguieron que la catalana cantara 'New Rules' de Dua Lipa. Esta semana la canción pedía a gritos unos pantalones; y de nuevo otro vestido corto, el cual dificultó su movimiento. Vosotros en vuestra línea.


Tras el beso en el segundo pase de micros de Raoul y Agoney, o más conocidos como Ragoney, todo el mundo esperaba una pedazo de actuación con el tema 'Manos vacías' de Miguel Bosé y Rafa Sánchez. Imaginé que los vestirían con un look monocromático y de estilo noventero. Me hubiera encantado ver a Raoul de blanco, con cuello vuelto y esos pantalones que a todas y todos nos vuelve majaras. A Agoney me hubiera encantado verlo con el mismo look monocromático en versión oscura. Cosa que no pasó. Tanto flow no lo entendí muy bien. Este rollo rock antiguo, esa combinación entre ambos… No. No en esta canción. Lo único que salvaría, es que los vistieron siguiendo un mismo patrón.


Nuestra Bikina Warrior favorita, Ana Guerra, volvió a cantar en solitario el tema 'Lágrimas negras', en una versión rumbera que le quedaba muy bien, todo sea dicho. Solo pedía que vistiera algo con volantes, con el objetivo de poder otorgar movimiento a la sangre canaria que corre por sus venas.
El vestido largo me pareció la mejor opción. El estampado era precioso, los colores le sentaban fenomenal, el peinado y el maquillaje eran naturales… Para mí, la mejor vestida de la noche.


Roi, el sapoconcho, alma de la academia y esta semana favorito, dio vida al tema de 'OK' de Robin Schulz y James Blunt. Deseaba que lo hubieran vestido de negro y que hubiera llevado una americana. Estoy cansada de las camisas estampadas y de los pitillos. Debo decir que aunque la visión de los estilistas se alejara de la mía, me encantó el resultado, pese a la ausencia de la americana.


Los nominados fueron Cepeda con 'Mi héroe' de Antonio Orozco y Mireya, con 'Ni un paso atrás' de Malú. Tenía tan claro que ansiaba simplicidad en ambos oufits. Las canciones de nominados se convierten en el desnudo de los concursantes. No necesitan adornos. Necesitan verdad.
Cepeda me sorprendió. No me lo esperaba. Me encantó el contraste de colores. El detalle del chaleco, las botas moteras… Para mi gusto, sobró la chaqueta; pero Cepeda Cequeda.


Mireya abandonó la Nochevieja, pero no se descarriló de su línea de prendas cortas, negras. El pelo y el maquillaje fue perfecto. Pero una cosa te tengo que decir, Mireya: eres un artista. Te va a ir genial.


Puede que me haya dejado llevar por el momento y me haya quedado algo largo. Cuento con vuestras discrepancias. Son artistas. De los pies a la cabeza. Cada vez será más difícil decirles adiós, pero no debemos olvidarnos de que esto es un concurso.
Ante todo, me gustaría dar las gracias por ese apoyo tan grande y tan incondicional que recibí con el primer artículo. Me pilló un poco de sopetón, pero no os podéis imaginar lo emocionada que estoy y lo que supuso y supone para mí. Millones de gracias y millones de besos.
Espero veros la semana que viene.

Lauren Izquierdo.
El lado fashionista de los concursantes de OT: Gala 7. El lado fashionista de los concursantes de OT: Gala 7. Reviewed by Laura Sánchez Izquierdo on 9:00:00 Rating: 5

No hay comentarios