¿Se puede llamar “Sanidad”, a lo que tenemos hoy en día en España?

 Es una pregunta que seguramente se estén haciendo los españoles últimamente. Lo que tenemos no es una sanidad pública universal de buena calidad, como no hacen creer, más bien, tenemos una sanidad  mediocre que sufre recortes cada día, una sanidad donde se abandonan a pacientes en los pasillos y donde tenemos que esperar horas y horas para ser atendidos. ¿Es cierto que existen camas vacías que no utilizan porque les cuesta dinero?, ¿es cierto que preferimos dejar a enfermos en pasillos llenos de corrientes de aire antes que meterles en una habitación.  ¿Pero de quien es la culpa?


Después de varias entrevistas a personas de todo tipo y de varias respuestas he llegado a la conclusión de que todos tenemos la culpa. Es cierto que el gobierno está haciendo innumerables recortes a la sanidad pública española, hay una cantidad de camas vacías en hospitales privados  que no se usan porque son de pago, en los cuatro hospitales más grandes de Madrid (Gregorio marañón, La paz, El 12 de Octubre y El Hospital clínico San Carlos), sufren pérdidas de dinero en investigación, algunas de las instalaciones son muy antiguas y no disponen de las infraestructuras necesarias muchas veces para el volumen de pacientes que reciben.


Fue muy impresionante para mí la escena que viví en urgencias de un conocido hospital de Madrid cuando tuve que asistir con mi abuela. En las 16 horas que estuvo en el hospital, más de diez personas fueron atendidas, diagnosticadas y dadas de alta en el pasillo de los Box de urgencias. 16 horas en las que mi abuela estuvo en un pasillo con aire y puertas abiertas con un mísero camisón y una sábana. Realizaban pruebas a los enfermos en el mismo pasillo, le obligaban a cambiarse de ropa e incluso hacer sus necesidades allí delante de todo el mundo. Sin embargo, la ley de sanidad pública es clara en ese sentido: I.2. Dignidad e Intimidad del ser humano. Los principios que deben orientar toda la actividad encaminada a obtener, utilizar, archivar, custodiar y transmitir la información y la documentación clínica son, a tenor de lo establecido en la ley básica, la dignidad de la persona humana, el respeto a la autonomía de su voluntad (de la que hablaremos más adelante) y el respeto a su intimidad. Entonces ¿Se pasan la ley por el forro? ¿tenemos alguna opción los ciudadanos o estamos desprotegidos?

Otra razón de la precariedad de la sanidad es la misma gente que acude a ella. Todo el mundo sabe que hay muchísimas personas que abusan de la sanidad y acude a urgencias con motivos muy diversos que no son “urgentes”. Muchas de las visitas son por enfermedades denominadas estacionales, como esas personas que van por catarros que podrían solucionarse visitando al médico de cabecera. O esas personas que no quieren ir al día siguiente a trabajar y acuden a urgencias con molestias leves solo para conseguir un justificante.




Sin embargo, una razón que me ha llamado la atención es la que me ponía la gente joven o de mediana edad: el exceso de personas mayores en los hospitales y urgencias. Así que me di una vuelta por el Hospital 12 de Octubre y cuánta razón tienen. No puedo decir el número exacto pero más del 50% de los pacientes eran personas  de la tercera edad. Es cierto que en España existe un porcentaje mayor de ancianos que de jóvenes, al igual que hay muchos que sufren de una enfermedad pero ¿hemos llegado a ese punto donde las urgencias se colapsan por los ancianos?, ¿priorizan los hospitales a los ancianos, incluso cuando no es necesario? No quiero decir con todo esto que los ancianos sean los culpables.

Por último, también me gustaría mencionar, relacionado con todo este tema,  las ambulancias. Es una vergüenza que una persona tenga que estar esperando casi cinco horas en el hospital a que viniera la ambulancia para llevarla a su casa. ¿Cómo es posible que existan tan pocas unidades en toda la Comunidad de Madrid?, ¿Dónde está toda esa gente que estudia para las ambulancias?, ¿Cómo es posible que se tarde más de cinco horas en el desplazamiento de un enfermo?

El Ministerio de Sanidad estableció  ya los precios del nuevo copago de las ambulancias no urgentes que como les avanzó la SER dejarán de ser gratuitas. Todos los pacientes, pensionistas incluidos, tendrán que pagar cada vez que sean trasladados en ambulancia para recibir tratamientos no urgentes. También se cobrará a los enfermos oncológicos entre 10 y 60 mensuales. Para los enfermos de riñón que necesiten diálisis la aportación será menor.
Hasta ahora estos transportes eran gratuitos y al igual que en el copago farmacéutico, los más perjudicados serán los enfermos crónicos y los pensionistas.


También habrá que pagar el traslado del Hospital a casa después de recibir el alta clínica o en urgencias aunque el médico considere necesaria la ambulancia. Y si se pidiera la ambulancia y posteriormente cancelada por el paciente, se efectuaría también el cobro.  Lo que se ha eliminado del borrador es el copago en el caso de traslado de enfermos entre Hospitales. ¿En qué siglo vivimos?, ¿Cómo es posible que, incluso pagando, no haya más ambulancias en las calles? ¿Qué sanidad queremos mostrar al mundo entero?, ¿Qué sanidad queremos dejar a nuestras futuras generaciones?
Piénselo señores, ¿este es el país que en realidad queremos o solo el que queremos añorar?



                                                                                                                                     Garbiñe
¿Se puede llamar “Sanidad”, a lo que tenemos hoy en día en España? ¿Se puede llamar “Sanidad”, a lo que tenemos hoy en día en España? Reviewed by Garbine Burgos on 9:00:00 Rating: 5

No hay comentarios