Botellones, la juventud del 2016

Acabo de llegar de una fiesta con mi hermana, y me ha sorprendido muchísimo lo que los chavales llaman hoy en día el "hacer botellón". Es increíble como la gente joven del 2016 se divierte. Me esperaba más una pequeña reunión entre amigos, sentados en el parque, algo de alcohol, música...
Sin embargo, mi expectación llego al límite cuando nada mas bajar del autobús veo una marabunta en dirección al parque. Sin mencionar a todos los chavales que ya iban borrachos.

No me considero una vieja, ni mucho menos, tengo 27 años y me sigue gustando la fiesta, el alcohol...pero no me gusta lo de hoy en día. En mi época, los amigos quedábamos, íbamos al parque, comprábamos un par de cervezas, el calimocho que era religión, nuestra música sin molestar; había veces que nos bajábamos la manta para tirarla por el césped y así no mancharnos; pero jamás montábamos escándalo, dejábamos basura... y menos nos pegábamos con la policía.

Hoy, había mas de 500 personas en Madrid Río, 500 personas que no llegaba a la mayoría de edad. Es increíble como ha degenerado la palabra botellón. Aquello no era una reunión de amigos; más bien, era la escusa para que un montón de menores se juntaran, bebieran hasta perder el control y para una poca mayoría, la escusa perfecta para pegarse, armar lío e incluso robar a los demás. Todos menores de edad, incluso gente de 12 años bebiendo y drogándose.

Para aumentar mi sorpresa, el Cuerpo Nacional de Policía, no solo estaba allí por estar, si no que ademas, aprovechaban el tumulto para repartir leña a diestro y siniestro, con la escusa maravillosa de que "unos personajes se estaban pegando". Me parece vergonzoso como abusan de su poder, en vez de intentar detener aquel desfase. Para culminar su inmejorable actuación, los policías llenos de trabajo sin poder parar ni un momento (sarcasmo), se centraban más en los delincuentes que iban fumándose un porrillo, que en las in-contadas personas que pasaban por delante de ellos casi, (y digo casi para que no me llamen exagerada) en coma etílico.
.
Es una vergüenza como la juventud de hoy en día se gasta el dinero en alcohol y drogas, es increíble como cientos de chavales, llegarán hoy a sus casas borrachos, drogados o peor aun que no lleguen porque tengan que dormir en el hospital. Es una pena, que cientos de padres permitan estas cosas, pero lo que más me preocupa es la indiferencia de la policía en estos casos: que no eran varios grupillos de personas, eran más de quinientos chicos y chicas, era la invasión de Madrid Río. Obviamente, la policía no podían con todos, pero tampoco se solucionan las cosas a palos, o con multas hacía los jóvenes.



Para terminar, me gustaría también lanzar una llamada a todos eso "amigos" que se creen médicos, cuando tiene a alguien en el grupo que esta borracho. Ya es penoso que existan personas que beben hasta perder el control, la consciencia o incluso la vida; pero es mas penoso y peligroso, como esos amigos cuando ven a sus amigos muy mal, se hacen los médicos y te intentan ayudar a que se te pase la borrachera sin saber de verdad como hacerlo, poniendo en peligro la vida de esa persona. La mejor escusa para no llamar a la ambulancia es: "es que como se enteren sus padre la/lo matan"; no señores, lo mejor es un medico de verdad y un buen tortazo de los padres.

Por eso, hago un llamamiento a todo el mundo, contrólense, el alcohol no es diversión, y menos de estas formas. Por eso, seguiré acompañando a mi hermana a sus botellones, por lo menos habrá siempre una voz sensata en el grupo. Bebed y disfrutar pero no destrocéis vuestras vidas, son breves y hay muchas cosas que ver, tocar, sentir y vivir.


Botellones, la juventud del 2016 Botellones, la juventud del 2016 Reviewed by Garbine Burgos on 9:00:00 Rating: 5

No hay comentarios