e-Sports

Los deportes electrónicos (e-Sports) son los eventos competitivos profesionales (con premios en metálico) en el que varios jugadores se enfrentan con el fin de obtener la victoria o la máxima puntuación en un videojuego determinado, o en una serie de ellos. Actualmente apenas hay una decena de videojuegos que puedan ser considerados como e-Sports, como por ejemplo: League Of Legends, Counter-Strike, Call of Duty, Hearthstone, Fifa, Smash Bros, etc…
jpg
Funcionamiento
Para que estos juegos sean e-Sports deben compartir una serie de características comunes que, en términos generales, son las siguientes:
  • Debe ser popular y disfrutar de la participación activa de una masa de espectadores, generalmente agrupados alrededor de una comunidad, que además de ser jugadores, son productores y consumidores de información relativa al juego.
  • Permite el enfrentamiento en línea entre dos o más jugadores. Jugar contra la máquina no se considera un enfrentamiento competitivo. Las partidas se realizan a través de un servidor y las condiciones de victoria están establecidas en base a las reglas propias del juego ya la normativa establecida por los responsables deportivos de la competición, una normativa que puede ser propia o adaptada de otros reglamentos como el de la MLG (Major League Gaming) o el de Decerto. Hay árbitros que hacen cumplir la aplicación del reglamento y sancionan las infracciones.
  • Existen tres niveles de competición: amateur, semi-profesional y profesional. Jugar habitualmente a videojuegos no es sinónimo de ser jugador profesional. La motivación de un pro-gamer (jugador experimentado) no es únicamente la diversión sino que sus valores son similares a los de un deportista tradicional. “Exhiben la unidad competitiva de un atleta, la habilidad táctica de un general y el talento creativo de un artista” (Nine, 2013). Los jugadores entrenan diariamente, desarrollan sus habilidades y estudian a sus rivales, unas técnicas presentes en otros deportes. “Entrenar no significa jugar mucho, significa jugar de una manera estructurada” (Sergi Mesonero, 2013).
  • Los jugadores suelen pertenecer a una organización y pueden estar agrupados en diferentes niveles; de menor a mayor dimensión: plantillas, equipos y clubes.
    Los jugadores con un nivel de profesionalización más alto tienen una completa dedicación hacia el videojuego, llegando a poder vivir de ello a través de un salario, los premios y / o de los ingresos obtenidos de sus patrocinadores. “Este es su trabajo, su forma de hacer dinero; trabajan tan duro como los atletas profesionales “(Nine, 2013).
  • Existe un mercado real de jugadores, entrenadores, equipo técnico, comercial, etc… con movimientos, fichajes y contratos. Los jugadores mas cotizados suelen llevar a cabo su tarea en países con leas mas desarrolladas como Corea o Estados Unidos. Los mejores jugadores europeos suelen agruparse en conjuntos comunitarios para participar en ligas internacionales, como ocurre con el conjunto Fnatic, donde milita el español Enrique Cedeño (xPeke) o Millenium, ex equipo de Alvaro Martín (Araneae).
  • Las competiciones ofrecen premios que varían en función de su prestigio y sus patrocinadores, desde el millón de dólares para el ganador de la LCS, hasta premios más modestos de las competiciones españolas celebradas a finales de 2013, como los 2.750 euros en la Final Cup 5 de LVP por los ganadores de League of Legends o los 1.400 euros de la Serie A de Call of Duty organizada por Euro Gamers Online.
  • En general, desarolladores y responsables de un juego muestran cierta predisposición para establecer su producto como un e-Sport en el mercado a través de la cesión de licencias, patrocinios de torneos y publicidad.
e-Sports e-Sports Reviewed by Guillem Sala Molas on 21:18:00 Rating: 5

No hay comentarios