La importancia del tónico facial

La mayoría de las personas piensan que con un par de cremas va a ser suficiente para tener nuestra piel facial sana, luminosa y suave. Pero no se tiene en cuenta un paso muy importante que, en general, nos solemos saltar. 

El tónico facial es uno de los productos clásicos para el cuidado de nuestra piel, este debería cumplir el segundo paso en los cuidados, tras la limpieza y antes de la hidratación. 
El tónico es un producto que contribuye a refrescar y equilibrar la piel. Revitaliza, rejuvenece los tejidos y aumenta el riego sanguíneo en la zona dónde se ha aplicado.

Normalmente el tónico se aplica después de la limpieza facial y antes de esparcir nuestra crema hidratante, pero además se puede utilizar a mitad del día para refrescar e hidratar incluso sobre el maquillaje. 
Utilizando diariamente mañana y noche el tónico, todo tratamiento posterior nos dará mejores resultados, es recomendable que si tenemos una piel seca o sensible es mejor utilizar un tónico libre de alcohol, suave y nutritivo.

Aunque podemos comprar cualquier tipo de tónico en las perfumerías o tiendas especializadas en cuidado corporal, hay algún truquillo para poder utilizar un tónico natural y casero. 
La manzanilla es un excelente elemento para limpiar el cutis, tiene capacidades desinflamantes, desintoxicantes y purificadoras. Para poder utilizar la manzanilla como tónico, es necesario, además de conseguir cuatro cucharadas de flores de manzanilla, un litro de agua.
Es tremendamente sencillo preparar este limpiador. Simplemente pon a calentar el agua en una cacerola y, cuando rompa el hervor, la quitas del fuego y agregas las flores de manzanilla.
Una vez que han reposado durante 10 minutos, con la cacerola tapada, filtras el preparado valiéndote de un colador o filtro de papel y esperas a que se enfríe. 


Otro tónico casero y natural también es ideal es el que preparamos con pepino y limón
Lo prepararemos licuando un pepino mediano y medio limón.
El pepino, que es muy rico en agua, es muy refrescante y además limpia y desinflama la piel del rostro, lo cual resulta muy útil cuando nos despertamos con el rostro hinchado. Además, el limón es el gran limpiador, ideal para pieles con acné, con puntos negros o con manchas.


Estos dos tónicos, además de ser buenos para nuestro rostro, son fáciles de hacer y nos permiten ahorrar en cosmética, son de uso diario y nos ayudan a cuidarnos un poquito más. 


@saramcarrillo





La importancia del tónico facial La importancia del tónico facial Reviewed by Sara Martín on 21:00:00 Rating: 5

No hay comentarios