Destino Dublín

Si estás planeando una escapada este verano e intentas huir del clásico turismo de sol y playa tu destino es Dublín.

El río Liffey separa las zonas norte y sur de la ciudad. En Dublín, la separación es importante no solo desde el punto de vista geográfico sino también los barrios, la arquitectura y la gente cambian radicalmente según el hemisferio de la ciudad en el que nos encontremos. Al norte, tenemos el Dublín más humilde y obrero mientras que al sur, encontramos las residencias de las familias  más adineradas de la ciudad.



Cada barrio tiene sus particularidades pero hay cosas que son comunes a toda la ciudad. Un ejemplo es el temple bar, un pub en el que se mezclan irlandeses y todos los turistas.



En el norte, podemos encontrar la calle O´Conell que es la más amplia de la ciudad, la oficina central de correos que se caracteriza por su fachada blanca y enormes columnas y lo más llamativo, el monumento a la luz, un cono de acero inoxidable de 150 metros de altura que en realidad es más llamativo que bonito.

O´Conell
Oficina de Correos

Monumento a la Luz

Al sur, tenemos una zona mucho más interesante desde el punto de vista turístico. En este lado del puente, podemos ver la fachada del trinity college, la universidad con más tradición en toda Irlanda. En el interior tiene una famosa biblioteca en la que se alberga el Libro de Kells  que data del año 800.

Jardines del Trinity College
Fachada del Trinity


A unos metros del Trinity, tenemos la estatua de la famosa Molly Malone. En un principio, es un personaje ficticio aunque hay gente que dice que su historia fue verdad. Es la figura de una mujer famosa gracias al folclore popular. Cuenta la leyenda, que la mujer era pescadera de día y prostituta de noche.
Molly Malone



Graffon Street es una de las calles de compras más caras de toda Europa. Allí hay habitualmente espectáculos de músicos y mimos callejeros. Esta calle termina en St Stephen´s Green, el parque más famoso de Dublín. Ideal para pasarse un rato contemplando el estanque o los jardines.

Músico de Graffon Street

Graffon Street




St Steven´s Green

Por último en la zona sur, tenemos la fábrica museo de Guiness ¿Quién no ha ido a Irlanda a probar la cerveza? Es un edificio con varias plantas, en las que se da respuesta a cómo se hace la cerveza y en lo más alto, puedes degustar una pinta recién hecha mientras disfrutas de las vistas de la ciudad gracias al bar panorámico.




Vistas desde el último piso

Por último, desde no solo moda, aconsejamos visitar el castillo de Dublín y los jardines de Glendalough
Castillo Dublín


Jardines Glendalough



                                                                                                                    Silvia Búa

Destino Dublín Destino Dublín Reviewed by Daniel Delgado on 0:50:00 Rating: 5

1 comentario