Let the show begin


Todas las personas amantes de la moda armamos revuelo cuando es época de desfiles, admiramos las creaciones de los diseñadores, la suntuosidad del evento, la pompa que aportan las top models, la destreza de los fotógrafos, etc. 

Pero los desfiles como este, que solo mostraban ropa han pasado a la historia.


A medida que han pasado los años el concepto de lo que debe ofrecer un desfile ha cambiado considerablemente y tanto diseñadores como sus empresas de comunicación han llegado a la conclusión de que hay que ofrecer espectáculo, innovar, dar que hablar y sorprender.

David Delfín fue un pionero en España en este ámbito y se atrevió hace más de diez años a colgar sogas de los cuellos de sus modelos y cubrir sus cabezas con sacos. Fue todo un pelotazo en cuestión de marketing y desde entonces es uno de los espectáculos más esperados, siempre envuelto en misterio, polémica y sobrado de originalidad.


En cuanto a espectáculos sobre la pasarela se refiere, nadie supera al despliegue de medios de Victoria´s Secret: Los cuerpos más deseados, los músicos más cotizados, invitados famosos, diseños carísimos, puesta en escena insuperable elevan esta muestra a show del año en medio mundo.



También Jean Paul Gaultier, siempre ligado a diversos sectores del arte, montó una sorpresa en uno de sus desfiles de 2007. La modelo Coco Rocha salió bailando Jig, una modalidad de baile irlandés que nadie conocía que la modelo dominara. 


Ante la posibilidad de ver shows asi, ¿quién dice que ir a ver un desfile es algo aburrido o solamente apto para gente que le guste la moda?




Let the show begin Let the show begin Reviewed by Daniel Delgado on 13:14:00 Rating: 5

1 comentario