Con tacones y sin dolor


El otro día me compré un par de tacones, unos salones y unos botines que mis seguidores en Twitter e Instagram habréis visto.
Pues bien, hoy he estrenado los botines y no he muerto de puro milagro. El tacón es altísimo, y al no tener nada de plataforma ya intuía yo que iba a tener un dolor de pies tremendo al llegar a casa pero no pensaba que tanto.


Así que he llegado, he utilizado un par de remedios que tengo para aliviar y desinflamar los pies y no he podido evitar hacer este post con mis consejos y algún que otro truco y productos para usar tacones y no morir en el intento.
Algunas los utilizaréis a diario, otras en ocasiones más especiales o de noche, pero seguro que este post os sirve más que nunca.

1. Lo más importante es seleccionar el zapato adecuado. Si utilizas un número mayor podrás hacerte un esguince ya que el pie no tiene sujeción y puede doblarse, y si utilizas uno menor no podrás soportar el dolor ya no solo de la planta o el talón sino además de todo el empeine. Sin olvidar la cantidad de rozaduras y ampollas que te puedes ocasionar y los problemas de circulación al tener el pie en presión.

2. Hay un par de trucos a la hora de elegir zapato y las que usamos mucho tacón lo sabemos. Por ejemplo, utilizar plataforma o un tacón ancho es infinitamente más cómodo y soportable.

3. Utiliza plantillas de silicona. Se han puesto de moda y son realmente útiles.
Acolchan la planta, evita que el pie se deslice y alivian bastante, pero tampoco hace milagros (si estás 20 horas con tacones no va a dejar de dolerte porque lleves plantillas, pero un par de horas se nota mucho el alivio)
Las tenéis en muchas marcas y las podéis encontrar en farmacias, parafamarcias, tiendas de cosmética y en supermercados, y además están muy bien de precio.
Yo me quedo con las de Dr. Scholl que podéis encontrarlas para la puntera (igual que las de compeed pero más finas) o para la planta del piel completa.

Miniplantillas Party Feet Ultrafinas de Gel Invisible. Dr.Scholl.

Plantillas Air-Pillo. Dr.Scholl.

Plantilla Planta del pie. Compeed.

4. Evita las odiosas ampollas. Cuando empieza a rozarse el pie con el zapato y se forma una ampolla ya estás perdida y tienes que sentarte para el resto del día (o noche). Para que esto no te ocurra debes usar productos para prevenir como éstos que previenen la formación de rozaduras y ampollas y reducen el rozamiento.
Lo tenéis en dos formatos: el stick de Compeed y el gel para el talón de Dr. Scholl.

Stick Anti-fricción. Compeed.

Party Feet Anti Roce. Dr. Scholl.

Si ya se han formado puedes utilizar apósitos como éstos que actúan como una segunda piel y son totalmente invisibles. Alivia el dolor, protege, son bastante duraderos pero sobre todo ayudan a cicatrizar y curar la herida.

Ampollas invisibles. Compeed.

5. Date un descanso. Lleva estas prácticas bailarinas en el bolso y no olvides usarlas en el coche, taxi, si tienes que andar mucho durante un rato...y verás como alivia ese pequeño momento a tus pies.
Son las famosas bailarinas plegables, como éstas de Party n' go que vienen con una bolsita a juego para guardarlas. 
Yo las he visto en parafarmacias, si vosotras conocéis algún otro sitio donde esté, decidme!

Bailarinas Plegables. Party n' go.

6. No olvides las cremas, y algún que otro remedio casero al llegar a casa. Para aliviarte, refrescar el pie, desinflamar, relajar y proporcionar un descanso utiliza cremas específicas o trucos caseros.
La mejor crema sin duda es la relajante de Dr. Scholl que contiene mentol para refrescar y descansar el pie y metil salicilato para suavizar la piel.
Pero concretamente el producto que yo utilizo es la crema reparadora de Deliplus. No está indicada para el dolor de pies, sino para hidratar y suavizar las grietas de los talones pero no sé por qué a mi me alivia muchísimo. La utilizo y me noto el pie mucho más descansado.
También he estado utilizando durante un tiempo estos productos de Oriflame y me han ido muy bien: El gel refrescante para calmar y refrescar, y La crema calmante (realmente efectiva)

Gel crema relajante. Dr.Scholl.

Crema reparadora de grietas para pies. Deliplus.

Crema calmante de pies Feet Up. Oriflame.

Gel refrescante para pies Feet Up. Oriflame.

Y si lo tuyo son los remedios caseros estos sin duda son los mejores:

-Yo lo que más frecuentemente utilizo es meter los pies en un barreño de agua caliente con sal al llegar a casa. Me lo enseñó mi abuela y creo que más que las cremas o cualquier tratamiento es lo que mejor funciona.
Desinflama muchísimo y después de ese "baño" puedes volver a subirte a unos tacones como nueva.

-También hay un par de soluciones con plantas que ayudan mucho:

El pepino ya sabemos las propiedades que tiene para desinflamar (de hecho lo utilizamos cuando nos levantamos con ojos hinchados y los resultados son buenísimos). Pues bien, también funciona con los pies.
Se tritura pepino en una batidora y se deja enfriar en la nevera bastante tiempo para posteriormente verterlo en un barreño donde meteremos los pies.
El alivio es instantáneo.

También la manzanilla puede ser de gran ayuda. Esta hierba tiene múltiples propiedades y probablemente es la planta que más utilizamos por sus innumerables beneficios. 
Sólo tenemos que realizar una infusión y darnos un masaje en los pies con ella (pero utiliza gran cantidad de hierba).
Notarás que el dolor se alivia pero sobre todo la hinchazón de los pies disminuye considerablemente.



Así que ya sabes que tienes que hacer para subirte a unos taconazos y no morir en el intento. ¡Nunca había sido tan fácil!

Y tú, ¿tienes tus "truquitos"?



Con tacones y sin dolor Con tacones y sin dolor Reviewed by Daniel Delgado on 21:00:00 Rating: 5

No hay comentarios