Una monja no muy católica

    

Esa es la idea que tuvo la marca de helados inglesa The icecreamists lanzando “The vice Lolly”, un helado en forma de pistola con sabor a absenta y agua bendita. En la campaña de publicidad, ponen en escena a una monja que chupa obscenamente su pistola de helado. ¡Shocking!  ¿Su precio? 18,58 libras en referencia al año en el que  el agua de Lourdes fue declarada bendita por la iglesia católica (1858). Esta heladería, ubicada en Covent Garden en Londres, está dirigida por una familia católica que afirma recibir los frascos de agua bendita desde Francia. En cuanto a la absenta estuvo prohibida en Inglaterra hasta 1998. Ya habían sorprendió a la gente, cuando crearon el helado a base de leche maternal el año pasado llamado “Baby Gaga”, y con el éxito que se ha llevado ese, este año tenían que superarse. Aquí está el resultado:


       

 Camille
Una monja no muy católica Una monja no muy católica Reviewed by Daniel Delgado on 16:00:00 Rating: 5

No hay comentarios