¡Máscaras de pestañas, no sin ella!


Pestañas, pestañones, super pestañas, pestañas largas, pestañas con volumen, pestañas tupidas, pestañas definidas … ¿A que no haces idea de lo que tratará este artículo? 
De máscaras de pestañas por supuesto!

Este componente del maquillaje viste el ojo definiendo y realzando tu  mirada. Dependiendo de la cantidad de producto que utilices (o capas de productos) puedes conseguir una mirada natural o bien una mirada espectacular y expresiva. Y a veces no es de extrañar que muchas famosas hacen declaraciones del tipo: “yo no puedo salir de casa sin mi máscara de pestañas” o bien “en mi bolso no puede faltar mi máscara de pestañas” porque aunque no lleves nada de maquillaje, o bien lleves un maquillaje natural, tus ojos siempre será el escaparate de tu rostro. 

Hoy en el mercado tenemos un bombardeo continuo de tipos de máscara de pestañas, pero sabemos para qué sirve cada una? y lo más importante, sabemos cual es la mejor para nosotros? 


Antes de continuar, quería recordar algunas reglitas de oro que hay que tener en cuenta para que podáis sacar mejor provecho de este producto y conseguir esa mirada tan especial. 

- Si utilizas varias máscaras de pestañas a la vez, o bien porque buscas resultados diferentes, o bien porque has ido adquiriendo nuevas, ten en cuenta que una vez abiertas es un producto con una duración bastante corta, con grandes posibilidades de secarse rápidamente. 


- Es fundamental cerrar bien el tapón una vez utilizada la máscara. Esto evitará también que el producto se seque antes. 

- Para conseguir un look más natural, de día por ejemplo, se aconseja la utilización de colores como el marrón o el gris, así como para mujeres en edades más maduras. Estos tonos suavizan las expresiones del rostro ya que el color negro endurece y profundiza la mirada. Aunque si aplicas pocas capas puedes conseguir también un resultado bastante natural. Sólo es cuestión de gustos. 
 

- Tener cuidado con la fecha de caducidad. Las máscaras tienen un plazo de 6 meses para usarlas y echarlas a la basura. No intentéis, una vez agotado el producto sacar provecho echando aceites ni ninguna otra sustancia dentro. Para lo que cuestan es mejor comprar una nueva que por el mal uso de la antigua consigas tener algún problema como caídas de pestañas, infecciones oculares, etc. 
- Nunca, pero nunca hacer la "zambomba" con la máscara de pestañas! Es decir, bombear el cepillo en el envase. Con eso lo único que conseguirás es que se meta aire en el recipiente, ocasionando que el producto se seque antes y se estropee. Sólo tienes que introducir el pincel si ves que no hay productos suficiente, volver a coger más producto moviendo el pincel por los laterales. 
- Otra cosa que tienes que saber cuando aplicas una máscara de pestañas, es el efecto que quieres conseguir, es decir, pestañas largas, tupidas, separadas, definidas, etc. Para eso también es importante que conozcas tu tipo de pestañas, si son cortas, largas, con poco volumen, curvas, etc. 


- Para maquillar las pestañas superiores, coloca el cepillo sobre la raíz de las pestañas y realiza un movimiento de zigzag vas echando el producto desde la raíz hasta las puntas. Cuidado que no se acumulen grumos, y ve echando capas según el resultado que desees. Si ves que se pegan unas con otras, puedes usar un cepillo para separarlas. Presta especial atención a las pestañas más cortitas del extremo del ojo, también tienes que maquillarlas, si el cepillo es demasiado ancho utiliza su punta para acceder a ellas. 

- Y por supuesto antes de aplicar cualquier máscara de pestañas, asegúrate que tus ojos estén muy bien desmaquillados. No apliques producto sobre producto, sólo conseguirás un efecto “pegote” bastante feo. 

Actualmente existen diferentes tipos de pinceles que te ayudarán a conseguir el resultado que desees en tu mirada:

 
  • Los cepillos cortos aumentan el volumen de las pestañas. 
  • Los cepillo con cerdas duras y finas ayudan a alargar las pestañas.
  • Los cepillo separados dejan las pestañas sueltas y peinadas.
  • Los cepillo con cerdas alternadas son las más indicadas para las que tienes las pestañas cortitas.
  • Los cepillos tupidos dan volumen extra a las pestañas.
  • Los cepillos con formato curvado actúan como curvex, rizador de pestañas, al mismo tiempo que alargan las pestañas.
  • Los cepillos formato “erizo” permiten que la máscara sea aplicada desde cualquier ángulo, son más precisos y al aplicar debes de tener un poco más de paciencia ya que la aplicación al ser en espacios tan pequeños tardas más que un cepillo largo.

Ahora sólo te queda buscar el efecto que deseas conseguir, y pestañear todo el día luciendo una mirada espectacular. 

Karine Giffoni
¡Máscaras de pestañas, no sin ella! ¡Máscaras de pestañas, no sin ella! Reviewed by Daniel Delgado on 20:00:00 Rating: 5

No hay comentarios