Entrevista de trabajo segunda parte: la vestimenta.

Nuestra sociedad tiene muchos códigos y normas. Eso mismo nos enseñan en la escuela desde que somos pequeños: ser educado, respetar las leyes, diferenciar el bien del mal, entre otras cosas. Parte de la población respeta estos códigos, otros, los sociópatas, van en contra de todo aquello, pero en las entrevistas de trabajo hay que parecer lo más normal posible.


Si tu estilo es emo, a mi me parece genial pero en cualquier entrevista para cualquier puesto eso sería inaceptable. Según el puesto puedes ir casual o muy arreglado pero sin llegar a los estilos muy marcados como lo son el  gótico, el look-Lady-Gaga,  o el hippie. Ya sé que el estilo representa la esencia de uno mismo pero en las entrevistas hay que seguir las reglas. Si tras conseguido el puesto, puedes y quieres intentar imponer tu estilo pues adelante, puede ser que no haya ninguna reacción.

Según leí, un entrevistador solo se acuerda del 7% de lo que le cuentas con lo cual lo que más le va a impactar es tu imagen y vestimenta. No vale ir bien vestido pero con el pelo grasoso y el pinta uñas mal puesto. Cuidado también con las cosas entre los dientes, ¡es asqueroso! O las uñas sucias. El olor a tabaco también es repulsivo, mejor esperarse a que acabe la entrevista para fumarse el piti. Los piercings: mucha gente piensa que no pasa nada, pero os digo que si pasa algo. Vamos a ver, si el CV es fenomenal, con buena recomendación o que alguien os ha enchufado allí no hay problema pero sino está muy mal visto, de hecho muchos entrevistadores los descartarán del proceso sólo por ese hecho, aunque también depende del tipo de empleo al que estés aplicando.

Entonces, como lo mencione antes, la ropa que se llevará este día depende del sector de actividad del puesto solicitado. Eso sí, es muy importante sentirse cómodo en el  atuendo, y no parecer disfrazado. Si no sabéis como tenéis que ir vestidos pues miradlo en internet o preguntad a sus amigos.  Ante todo, hay que tomar en consideración los colores, ciertos combinan juntos y otros no, como pueden serlo el negro con marrón oscuro, el azul marino con el negro, el naranja fuerte con rosa fuerte o marrón con amarillo. Para los chicos que aspiran a un puesto en oficina en general se impone el traje chaqueta. En este caso cuidado al combinar los calcetines con el traje. Luego, se han de elegir una camisa y una corbata que combinan entre ellos pero también con el traje. Cuidado con los diseños que aparecen en la camisa y la corbata, no vale ponerse una camisa de cuadros y una corbata de rayas. Lo ideal es una camisa o una corbata de un color y el otro con diseños. Si no se puede, entonces cuadros con cuadros y líneas con líneas. Si la corbata tiene lunares pega con todo. Para las chicas, las reglas son las mismas. El outfit, traje pantalon o traje falda esta muy bien, me gusta mucho el look de blazer con jeans. Y también, cuidado con las medias porque aquellas de color piel no se ven bien si no es exactamente del color de la piel.  Para un puesto más creativo, allí es más libre, el estilo más casual, estudiado o fashion son aceptables.  

Aquí os doy algunos ejemplos: 

           
Camille
Entrevista de trabajo segunda parte: la vestimenta. Entrevista de trabajo segunda parte: la vestimenta. Reviewed by Daniel Delgado on 8:00:00 Rating: 5

No hay comentarios